Salud y sexualidad en la adolescencia y juventud: guía práctica para padres y educadores

Portada
Editorial Pax México, 2002 - 256 páginas
8 Opiniones
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

Calificaciones de los usuarios

5 estrellas
1
4 estrellas
2
3 estrellas
2
2 estrellas
1
1 estrella
0

Crítica de los usuarios - Marcar como inadecuado

pagina 137 en adelante

Crítica de los usuarios - Marcar como inadecuado

Manual para sobrevivir a las cinco grandes crisis del matrimonio
Domingo, Enero 19, 2014 | Autor: Redacción de El País.
1
347
0
Manual para sobrevivir a las cinco grandes crisis del matrimonio
Según el sicólogo clínico, Luis Eduardo Peña, La clave para superar de buena manera una crisis de pareja siempre será tolerar, comprender y saber comunicarse.
El País.
¿Alguna vez le dijeron que al casarse usted y su pareja asumían, de manera tácita, un plan “todo incluido” en el que además de riqueza, pobreza, salud, enfermedad, alegrías y penas, también iban a lidiar con un invitado indeseable llamado “crisis”?
De seguro que no. Y nadie le contó que existen cinco etapas en las que una relación tambalea y se pone a prueba: los dos años de casados, el nacimiento de los bebés y, años más tarde, la partida de los hijos que deja el “nido vacío”.
Chiquinquirá Blandón, de la Clínica del Amor, explica que además de las cinco etapas críticas “toda relación puede presentar fisuras en cualquier momento. Eso está en función de la capacidad que los miembros de la misma tengan para sortear esos desafíos. Cuando se sale de las manos una crisis, el propósito es hacer a la pareja consciente de ese algo que no está resuelto en cada uno, que no han perdonado o que no han superado de su propia relación o de la relación con sus respectivos padres”.
Según el sicólogo clínico y terapeuta de parejas Luis Eduardo Peña, al casarse nadie debe olvidar que “uno cede para ganar otras cosas. Es decir, hemos cedido la independencia, la libertad total, pero hemos ganado compañía, afecto, cariño, sexo y la posibilidad de construir un proyecto de vida juntos”.
Blandón agrega que las crisis deben asumirse con “actitud positiva, de crecimiento, de transformación, pues con cada victoria las parejas se fortalecen más. Y si se les presenta una crisis que los desborda, no dejen de buscar ayuda psiquíatrica o psicológica, porque una relación se lucha, en las buenas y en las malas”.
1. La crisis de los dos años
“La crisis de los dos años es regla para quienes no hayan resuelto la relación simbiótica con los padres, porque les va a costar asumir a su pareja como su nueva familia, con la que deben contar para tomar decisiones, planear, etc. Les va a costar también a las personas que tienen dificultades con el compromiso, porque se pueden sentir atrapadas
en la relación”, explica Chiquinquirá Blandón de la Clínica del Amor.
También es la crisis del final de la luna de miel, cuando la química del cerebro pasa del éxtasis de la novedad a descubrir que ¡Oh, no! esto era “para toda la vida”.
Otra razón es que “no es lo mismo ir a cine, salir a comer y tener sexo los fines de semana, que convivir juntos, pagar deudas y tener responsabilidades compartidas”, explica Luis Eduardo Peña, sicólogo clínico y terapeuta de parejas.
A las crisis de las primeras semanas o meses, el sicólogo Manuel Saravia las llama ‘Crisis de la crema dental’, porque versan sobre hábitos y convivencia.
2. ¿Hasta que los pañales nos separen?
La llegada del primer hijo del matrimonio suele causar un desfase sexual, a causa del agotamiento físico de los primeros meses tras el parto, el gran impacto psicológico de esta etapa en muchas mujeres y también, como lo dice Helen Fischer en ‘Por qué amamos’, hay un cambio en la química de los circuitos cerebrales.
En concepto de Luis Eduardo Peña, sicólogo clínico, está documentado que la llegada de los hijos trae conflictos, así ellos sean la felicidad del hogar: “Suele ocurrir que la madre se vuelca a dar todo su afecto y atención al hijo y el hombre se siente ignorado. Otro punto es que los padres se olvidan de su vida en pareja, abandonan las salidas a comer solos, el diálogo, la seducción y todo se limita a quién cuida al niño”.
Hay que estar preparados para saber que la relación de pareja debe reinventarse varias veces en la vida, en especial después de la llegada de cada hijo. Ser
 

Los 8 comentarios »

Páginas seleccionadas

Contenido

Sección 1
1
Sección 2
6
Sección 3
11
Sección 4
26
Sección 5
36
Sección 6
48
Sección 7
69
Sección 8
99
Sección 14
150
Sección 15
163
Sección 16
169
Sección 17
173
Sección 18
182
Sección 19
189
Sección 20
193
Sección 21
197

Sección 9
108
Sección 10
112
Sección 11
118
Sección 12
127
Sección 13
135
Sección 22
211
Sección 23
224
Sección 24
236
Sección 25
257
Derechos de autor

Términos y frases comunes

Información bibliográfica